¿Se puede cambiar después de los 30?

Existe, algo así, como un acuerdo ampliamente aceptado entre psicólogos al afirmar que la personalidad puede categorizarse en cinco rasgos: La apertura a la experiencia, la extraversión, la agradabilidad, la minuciosidad y el neuroticismo.

Según los expertos estos rasgos son “relativamente estables” después de la edad de 30 años.

-Pero hay posibilidades de cambiarlos. No es que estén grabados en una piedra. Las personas poseen un gran potencial para desarrollar su personalidad y extenderla más allá. No somos víctimas de nuestra biología ni de nuestra biografía -dice Brian Little desde la Universidad de Cambridge. Little es profesor de investigación del Departamento de Psicología de esa universidad y además es autor del libro “Me, myself, and us: The science of personality and the art of well-being” (que podría traducirse como: “Yo, yo mismo y nosotros: La ciencia de la personalidad y el arte del bienestar”)…

 

Lee más en:
Economía y negocios online

“La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos”

Karl Popper

Deja un comentario