El cojo de Calanda, un milagro como ningún otro

¿Existen los milagros?

Seguro que los creyentes piensan que y los no creyentes pensarán que NO.

En algunos casos la ciencia será la encargada de encontrar una explicación y en otros siempre quedará la duda.

El caso Miguel Juan Pellicer, más conocido como el “Cojo de Calanda”, ¿es un milagro?

Cuenta la leyenda que cuando Pellicer llevaba, un día de1637, un carro cargado de trigo y tirado por dos mulas, este se cayó pasándole una rueda del carro sobre su pierna derecha, causándole heridas de tal gravedad que meses más tarde deben amputarle la pierna “cuatro dedos por debajo de la rodilla””, en Hospital General de Nuestra Señora de Gracia, de Zaragoza.

La extremidad cortada fue enterrada en el cementerio del hospital y Miguel Juan Pellicer fue dado de alta en la primavera de 1638.

En marzo de 1640 inicia el viaje de retorno a la casa de sus padres en Calanda, a donde llega el sobre las diez de la noche del  29 de marzo de 1640, acostándose en un lecho que le había preparado su madre.

La leyenda señala que entre las diez y media y las once de la noche entran sus padres en la habitación “a luz de candil”, y perciben una “fragancia y olor suave no acostumbrados allí”, y al acercarse su madre a Miguel Juan, lo encuentra durmiendo, pero, es cuando asombrada, ve que por debajo de la capa que le cubre asomaban dos pies cruzados.

Miguel Juan y sus padres, pudieron comprobar a la luz del candil como las viejas cicatrices que tenía en la “pierna amputada” aparecían en la “nueva pierna”.

¿Milagro o leyenda?

Enlaces de interés:
Un milagro diferente
El periódico de Aragón
La web de escépticos
El milagro de Calanda
Calanda

 

 

 

Afcionado a la lectura y a la escritura os dejo aquí, con mi cajón de sastre.

Deja un comentario