¿Has oido hablar de la locura puerperal? Seguro que si

Quizás con seguridad podríamos decir que el título del presente artículo no sea conocido y por tanto nada familiar para muchos de nosotros, Pero quizás también, podríamos asegurar que una vez leído esta pequeña introducción a la “locura puerperal”,  a buen seguro algunos de nosotros, indicaremos que tenemos conocimiento de que alguna mujer de nuestro entorno haya podido sufrir sus síntomas.

Como quiera ya que el hecho de afrontar la maternidad para cualquier mujer, es un acto harto complicado desde el punto de vista anatómico y fisiológico, añadir el padecimiento de esta peculiar “psicosis” hace aún más admirable a todas las mujeres que con su esfuerzo han decidido la difícil tarea de ser madres y a las que un día como hoy 1 de Mayo se les rinde homenaje.

La medicina occidental, reconoce su origen en la antigua Grecia. Los tratados de Hipocrates, (corpus Hipocraticum), médico griego siglo V a.c y considerado como uno de los padres de la medicina, recogen la mayoría de las especialidades médicas en forma semejante a como se entienden actualmente. Sus tratados adoptan ya entonces una concepción de naturaleza humana como un todo indivisible en partes con la capacidad de autorregularse. Fue este, quien empezó a interesarse por el estudio de las enfermedades mentales y como buen observador clínico, describió la “locura puerperal” cuyas alteraciones psíquicas en aquellas mujeres que la padecían, resultaban preocupantes para la familia y hacían necesaria la intervención del médico.

Inclusive fueron estos rasgos patológicos ya descritos en la antigüedad, los que en multitud de ocasiones a lo largo de la historia, han hecho necesaria la intervención  de los tribunales de justicia para juzgar delitos cometidos por embarazadas, si bien este estado de “locura” no ha significado siempre un eximente de responsabilidad, fueron muchos los casos,  en los que ciertos delitos han sido cometidos por la evidencia de signos patológicos tal y como ha podido demostrar la medicina legal.

Por tanto, desde la antigüedad hasta nuestros días, la “locura puerperal” ha sido objeto de números estudios y como quiera que por fortuna en nuestros días se trata de un trastorno completamente tratable,  a modo de anotación os dejamos los signos más comunes así como enlaces donde podéis ampliar información sobre este singular trastorno, más conocido de lo que en principio podía parecernos.

Signos más comunes.

  • Alucinaciones: escuchar y ver cosas que no están.
  • Delirios: Creencias bizarras que solo tienen un sentido individual. Las alucinaciones son regularmente de tipo religiosas. Por ejemplo, es posible que la mamá crea que su hijo es el salvador del mundo o que su hijo está poseído y que va a causar daños nefastos, si ella no toma alguna acción contra él.
  • Confusión.
  • Paranoia
  • Manía
  • Estado de ánimo depresivo o irritabilidad.
  • Insomnio

Enlaces:
Lo que todos debemos saber
Las psicosis puerperales
Tesis Dr. Isaias R Bas de 1914
Trastornos afectivos posparto
Clasificación de la locura siglo XIX
Depresión en el embarazo (U. Chile)
Patología psiquiátrica en el puerperio

“La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos”

Karl Popper

Deja un comentario