El misterio del hombre gris

La islas Pawleys están ubicadas en el condado de Georgetown, en el estado estadounidense de Carolina del Sur, con una población que en el año 2000 rondaba los 140 habitantes.

Estas islas se han convertido en uno de los lugares más afectados por los fenómenos naturales que afectan al Estado, en especial los huracanes, ya que en los últimos 200 años 5 han dejado prácticamente devastadas las citadas islas.

A raíz de estos fenómenos de la naturaleza surge una leyenda, en la que varios lugareños afirman que antes de cada uno de los huracanes se dejó ver por la playa la silueta de un hombre que se pierde entre la neblina, y que parece advertir la tempestad que se avecina y a la vez proteger de ella a todos los que puedan verlo.
¿Leyenda o realidad?. Ustedes son los que tienen que juzgar, nosotros simplemente les diremos que hay varias versiones sobre las apariciones del “hombre gris”.

Alguna, quizá la más popular cuenta la historia de un joven enamorado que en su afán por ir a ver a su novia cruzó un pantano, pero tuvo la desgracia de caer en una zona de arenas movedizas y  no logró salir con vida. Pasados unos días desde su desaparición y justo unas horas antes de que su cuerpo fuera encontrado, cuentan que apareció en casa de su amada advirtiéndola de que ella y su familia deberían abandonar con urgencia la isla, a lo que accedieron salvándose del huracán que poco después azotó la isla, pero la mayor sorpresa fue que a su regreso pudieron observar que en medio de la devastación, todas sus propiedades permanecían intactas.

Otras versiones aseguran que se trata del espíritu de algunos moradores nativos de las islas, incluso algunas hablan del pirata Barbanegra, quien presuntamente estableció ahí su residencia en los últimos años de su vida.

Lo dicho, muchas versiones y opiniones sobre su identidad, pero más allá de la identidad del “hombre de la neblina”, lo cierto es existen multitud de relatos de gente que  asegura haber sido salvada de los huracanes gracias a este peculiar espectro.

Las dos anécdotas más recientes las cuentan sobrevivientes del huracán Hugo de 1989, una corre a cargo de una pareja que paseaba por la playa al atardecer, cuando apareció una figura humana que se dirigía hacia ellos y pasó por un lado, aunque no pudieron identificarlo le saludaron este sujeto desconocido ni se volvió al verlos. Días después un huracán azotó a la isla y ambos se salvaron, al igual que sus propiedades, a pesar que todas las casas a la redonda quedaron totalmente destruidas, por lo que atribuyen su suerte al haberse cruzado en el camino con el llamado “hombre gris”.

La otra historia cuenta que un pescador que se encontraba recogiendo la última red de ostras en su barco advirtió a la orilla de la playa la figura de un hombre que parecía saludarlo, por lo que se acercó a la playa, descubriendo que se trataba de este presunto fantasma.

Al parecer esta persona es quien mas cerca lo ha llegado a ver describiéndole lo ha visto como una especie de pirata, con las ropas grises y en mal estado, barba canosa y un semblante pálido casi gris, estaba con las manos extendidas como tratando de detener o llamar la atención de algún barco.

Al verlo el pescador cerro un momento los ojos y al volver a abrirlos ya había desaparecido, presa del pánico por lo que acababa de ver, salió del mar y aseguró su embarcación. Horas después llegó un huracán que destruyó casi todo a su paso, pero ni el pescador ni su bote sufrieron daño alguno.

Volvemos a hacer la misma pregunta ¿leyenda o realidad?. Les recomendamos que se den un paseo por las Islas Pawleys y seguro que se encuentran con alguien, que dice haber tenido la fortuna de encontrarse con el hombre de gris y que a él le debe su vida y que sus propiedades se encuentren a salvo.

Enlaces:
Misterios y el hombre gris

 

 

Afcionado a la lectura y a la escritura os dejo aquí, con mi cajón de sastre.

Deja un comentario