La casa del duende de Esparto

 

Se suele considerar dentro del ámbito de las ciencias paranormales que el primer “poltergeist” documentado en España tuvo lugar en Valencia.
En 1915 en el número 7 de la Plaza del Esparto comenzaron a ocurrir sucesos inexplicables como extraños ruidos que llenaron de pánico durante meses a los vecinos del inmueble.

En efecto, en el entresuelo de esa vivienda que aún puede verse, residía la familia Colomero, que desde el mes de mayo de ese año, vivía aterrorizada por una serie de ruidos y temblores inexplicables que se sucedían regularmente a varias horas del día.

Estos fenómenos empezaron a extenderse también a otras viviendas, los vecinos estaban alarmados y los curiosos empezaban a afluir en grandes cantidades, por lo que las autoridades tuvieron que tomar cartas en el asunto.

El Gobernador Civil, ordenó que inspectores de la policía y la Guardia Civil inspeccionaran la vivienda, corroborando estos la existencia de extraños ruidos, pero en su informe llegaban a la conclusión de que eran producidos por causas naturales perfectamente explicables.

Pero los ruidos fueron en aumento, los vecinos no se tranquilizaban, las iglesias celebraban misas para ahuyentar a los fantasmas y la tranquila plaza estaba invadida a diario por cientos de personas que querían presenciar los hechos, llegándose a producir alteraciones del orden público, llegando a hacerse eco del suceso tanto la prensa valenciana como la nacional.

El Ayuntamiento tomó cartas en el asunto, pidiendo al Arquitecto Jefe Municipal que investigase el caso. Se utilizaron los métodos más avanzados de la época, introduciendo micrófonos en los tabiques, y revisando a fondo la estructura del edificio y el alcantarillado. El informe hablaba de la existencia de los misteriosos ruidos, no pudiendo averiguar la causa de los mismos.

El 13 de julio de 1915, de repente, los ruidos, temblores y molestias cesaron por completo, tan súbitamente como habían aparecido, y no volvieron a repetirse nunca mas.

Enlaces:
La casa del duende de Esparto
Realidad transcendental
El duende del esparto

 

 

Afcionado a la lectura y a la escritura os dejo aquí, con mi cajón de sastre.

Deja un comentario