La historia de Mary Best

Cuando la joven Mary Best, contrajo el cólera en la India en 1871, solo tenía 17 años.

Mary Best se había quedado sola, ya que su madre adoptiva se había ido del país unos meses antes por lo que la joven, sufrió en soledad la terrible enfermedad agonizando entre terribles dolores.

Cuando el médico la declaró muerta, fue enterrada inmediatamente para evitar que la enfermedad continuara propagándose.

Mary fue enterrada en el panteón de su familia adoptiva, en el cementerio francés de Calcuta.

Trascurridos diez años desde su muerte, cuando se abrió la tumba para enterrar el cuerpo del tío adoptivo de Mary, el enterrador y sus ayudantes se encontraron con una terrible imagen, la tapa del ataúd de Mary estaba en el suelo. El esqueleto de la niña estaba mitad dentro y mitad fuera del ataúd, y el lado derecho de su cráneo tenía una fractura. Los dedos de su mano derecha se inclinaban como si se aferrara a algo y su ropa estaba rota.

¿Qué había ocurrido?

Todo hace indicar que Mary no estaba muerta cunado fue enterrada, solo estaba inconsciente. Las víctimas del cólera solían caer frecuentemente en coma y así debió de recibir sepultura la pobre Mary. Es decir, Mary Best fue enterrada viva.

Lo que ocurrió después solamente se puede imaginar en la peor de las pesadillas. Seguramente que cuando Mary recuperó la consciencia, se despertó sin saber lo que ocurría, encontrándose sola, desconociendo en qué lugar se hallaba y presa de terror logró abrir la tapa del ataúd. Se supone que bien por el agotamiento o por la enfermedad a continuación se cayó hacia adelante golpeándose su cabeza contra la repisa de piedra, fracturándose el cráneo, muriendo al instante.

Enlaces:
Enterrados vivos por error

 

Afcionado a la lectura y a la escritura os dejo aquí, con mi cajón de sastre.

Deja un comentario