“El hombre invisible”: el caso de Cindy James

¿Existe el crimen perfecto?, ¿cuántos casos habrán sido investigados por la policía, sin que se haya encontrado al o a los culpables?, ¿cuántos casos se habrán investigado, en los que haya habido algún sospechoso y finalmente no se haya conseguido probar su culpabilidad?, ¿cuántas veces la investigación de esos casos no habrá tenido el fin merecido para las víctimas?, seguro que millones a lo largo de la historia.

Cindy James nació en 1944 y estudió enfermería finalizando sus estudios en 1966. Cindy era descrita por sus familiares como una joven amable, cariñosa, de buen corazón y muy atenta, no tomaba alcohol mas que tragos sociales, no consumía drogas, ni tenia problemas psicológicos aparentemente de ningún tipo.

En 1981, después de dejar a su marido 18 años mayor que ella y doctor en el hospital donde Cindy trabajaba como enfermera,  su vida se convertiría en un infierno, comenzó a recibir una serie de llamadas telefónicas amenazantes, fotos de cadáveres descuartizados,  pedazos  de carne podrida en su correo, sin contar las innumerables veces que sentía una persona merodeando por la parte trasera de su casa. En 1982 encontró una nota en la entrada de su casa muy amenazante, por lo que llamó a la policía la policía de Vancouver que inmediatamente comenzó a investigar, pero el acoso se incrementó. Las luces del porche aparecieron destrozadas y alguien había cortado los cables telefónicos. Cindy apoyada por su mejor amiga Agnes Woodcock, dijo que notas extrañas comenzaron a aparecer en su puerta.

Pese a que la policía colocó vigilancia en las proximidades de la casa los incidentes continuaron. Aparecieron ventanas rotas, una almohada destrozada y cables telefónicos cortados; incluso fue víctima de un incendio.

Lo siguiente fueron los ataques físicos que Cindy denunció a la policía. En una ocasión, fue descubierta inconsciente en su casa por un investigador privado que había contratado, con una media de nylon atada alrededor de su cuello y una nota de amenaza clavada en su mano con un cuchillo de cocina.

Llegados a este extremo Cindy quiso ocultar su identidad, pero los ataques continuaban, lo que hizo pensar a la policía que Ciindy estaba mintiendo y que ella misma era la autora de los hechos acontecidos y que se trataba de una desequilibrada..

En otra ocasión James fue descubierta tendida en una zanja a varios kilómetros de su casa, de nuevo con una media de nylon alrededor de su cuello, cubierta de hematomas y cortes y sin lograr recordar cómo había llegado a la zanja. Tras el incidente, fue  ingresada en un centro psiquiátrico al considerarse que se había tratado de un intento de suicidio.

Los daños materiales, los animales muertos, las fotos y los atentados físicos contra Cindy James duraron nada mas y nada menos que 6 años, hasta que el 25 de mayo de 1989, sus amigos llamaron a emergencias para informar de su desaparición.

El 8 de junio de ese mismo año, Cindy James apareció, en una zanja con los brazos atados a su espalda, llena de puñaladas en la espalda y estrangulada con las manos.

Son muchos los que piensan que es un caso sobrenatural, ya que todo hacía indicar que lo que había sufrido Cindy, era producto de un ser invisible, que se escapaba a las vigilancias, a las cámaras de seguridad, a las escuchas telefónicas.

Lo cierto es que dado que en su momento la policía había dejado de darle importancia al caso por el aparente desequilibrio mental de la víctima, no se pudieron cosechar demasiadas pruebas acerca de los responsables de los ataques. La posible estrangulación de Cindy hace pensar que tal vez los sucesos sufridos en los años anteriores hayan sido verdaderos y que su muerte fue premeditada, aunque esto aún no ha sido probado.

Enlaces:
El caso de Cindy James

 

 

 

 

 

 

 

Afcionado a la lectura y a la escritura os dejo aquí, con mi cajón de sastre.

Deja un comentario