Ese peculiar trastorno, el síndrome de las piernas inquietas

¿Has oído hablar del síndrome de las piernas inquietas (SPI)? Probablemente  con seguridad, podíamos afirmar que alguna vez has oído hablar al respecto. Pero ¿cuáles son sus causas?, sería una pregunta a la que por el momento la ciencia aún no tiene una respuesta esclarecedora.

El síndrome de las Piernas Inquietas (enfermedad de Willis-Ekbom) es un trastorno del sueño sensoriomotor y neurológico caracterizado por la necesidad urgente de mover las piernas y acompañado por molestas y desagradables sensaciones (calambres, cosquilleo, hormigueo quemazón o picor ) tal y como puede consultarse en el libro Asociación Americana de Psiquiatría, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5®), 5a Ed. Arlington, VA, Asociación Americana de Psiquiatría, 2014, (Trastornos del sueño-vigilia) página 410 incluidos sus criterios diagnósticos. Estos síntomas suelen empeorar cuando el paciente se encuentra quieto, por lo que su respuesta será efectuar continuos movimientos para tratar de aliviar estas incomodas sensaciones. Por otro lado el  empeoramiento  parece producirse en horario de tarde o noche y en algunos sujetos solo por la tarde o solo por la noche.

mil-una-noches

¿Qué características se encuentran asociadas a este tipo de trastorno?  Podríamos decir que los síntomas asociados a (SPI) producen dificultades para iniciar y conciliar el sueño y como aproximadamente un 80 % de las personas afectadas por (SPI) realizan continuos movimientos periódicos de sus extremidades generando interrupción del mismo, siendo por tanto en este tipo de pacientes una causa importante para la aparición del insomnio.

La privación en el tiempo del sueño, provocará cansancio así como una importante pérdida de la capacidad de concentración utilizada en las  distintas tareas  a realizar a lo largo del día, influyendo también de manera directa tanto en el estado de animo de quien lo padece como en sus relaciones familiares o profesionales, en definitiva influyendo en su calidad de vida.

La prevalencia estimada de este trastorno en la población general varía entre un 5% -15%. La web de la Asociación Española del Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) proporciona al lector, importante información relacionada con este trastorno, así como últimas noticias, actos, publicaciones de interés, últimas investigaciones o preguntas y respuestas sobre como convivir con esta enfermedad.

El artículo que os dejamos a continuación, publicado en la Revista de la Facultad de Ciencias Médicas 2014, 71(4):183-191 con el título Síndrome de las piernas inquietas: una amenaza a la calidad de vida (trabajo de revisión) a cargo de Mauricio Castaño-Cárcamo, Franklin Escobar-Córdoba y Jorge Rey de Castro, hace una breve introducción sobre esta enfermedad para posteriormente describir las condiciones asociadas al denominado SPI Primario (componentes genéticos) o las asociaciones que este tipo de trastorno tiene con múltiples patologías , pasando a denominarse SPI secundario.

Igualmente en el presente artículo se abordan los criterios diagnósticos diferenciales para el Trastorno de las piernas inquietas como los diferentes tratamientos que son aplicados en la actualidad desde el punto de vista farmacológico y no farmacológico, donde los primeros solo parecen ofrecer un alivio sintomático más que curativo.

Adjuntamos también, una guía sobre recomendaciones diagnósticas y terapéuticas elaborada por el Grupo de Estudio de la Sociedad Española de Neurologia  y de la Sociedad Española del Sueño para el Sindrome de las Piernas Inquietas o Enfermedad de Willis-Ekbom, a cargo de los autores Juan José Poza Aldea, Gemma Sansa Fayos, Montserrat Pujol Sabaté, Francisco Javier Puertas Cuesta , Alex Iranzo de Riquer y Diego García Borreguero, donde se abordan también diferentes aspectos que van desde los conceptos generales , diagnostico, tratamiento, situaciones especiales y conclusiones y recomendaciones finales.

Enlaces artículos:
Síndrome de las piernas inquietas
Guía sobre recomendaciones diagnósticas y terapéuticas

“La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos”

Karl Popper

Deja un comentario