La Musicoterapia y sus efectos positivos en enfermos de Alzheimer

Recuerdo como hace un tiempo, mi amigo Julio me comentaba las distintas emociones vividas por su madre enferma de Alzheimer, cuando las asistentes de su centro residencial, le mostraban una variedad de canciones muy conocidas de su juventud y la alegría y reacciónes que estas le provocaban.

De igual forma, hace un par de días podíamos leer en el periódico El País, una noticia sobre el programa Astropa´t que tenía lugar en el Auditori de Barcelona, consistente en la aplicación de la musicoterapia en un grupo de enfermos de Alzheimer, en el intento de romper con la vida rutinaria de unas personas aquejadas de esta enfermedad neurodegenerativa.

¿Pero qué se entiende por musicoterapia? Según la Federación Mundial de Musicoterapia (WFMT 2011), se trata del uso profesional de la música y sus elementos como una intervención en ambientes médicos, educativos y cotidianos con individuos, grupos, familias o comunidades, buscando optimizar su calidad de vida y mejorar su salud física, social, comunicativa, emocional e intelectual y su bienestar, mediante diferentes formas de aplicación (activa, pasiva, receptiva, mixta, creativa).

Hoy en día, son muchos los trabajos existentes basados en este tipo de terapia que demuestran los efectos positivos en la mejora de socialización y comunicación en personas aquejadas de Alzheimer, habiéndose comprobado como la música fomenta recuerdos y emociones en las personas con demencia.
1

A continuación os dejamos con el artículo publicado en el European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education (www.ejihpe.es), a cargo de los autores Enrique de la Rubia Ortí, Paula Sancho Espinos y Carmen Cabañés Iranzo con el título “Impacto fisiológico de la musicoterapia en la depresión, ansiedad, y bienestar del paciente con demencia tipo Alzheimer. Valoración de la utilización de cuestionarios para cuantificarlo”, donde se plantea la musicoterapia como terapia alternativa y el impacto que esta pudiera tener en una persona afectada de Alzheimer.

Interesante observar como este tipo de terapias alternativas, surgen frente a la inexistencia en la actualidad  de un tratamiento curativo y ante la mínima eficacia conseguida mediante la aplicación de los distintos tratamientos farmacológicos con la intención de reducir el impacto de la enfermedad, enlentecer el curso de la misma, retardar el deterioro cognitivo y controlar la conducta y la aparición de complicaciones.

Los resultados obtenidos y plasmados en el presente artículo,  parecen mostrar resultados muy satisfactorios, en la disminución de la depresión y ansiedad relacionada con el estrés así como un aumento considerable del nivel de felicidad, a tenor de  los resultados obtenidos en la escala y cuestionario (HADS Y MOOD) a los que fueron sometidos los pacientes antes y después de  la aplicación de este tipo de  terapia.

Enlace:
Musicoterapia y Alzheimer

 

 

“La verdadera ignorancia no es la ausencia de conocimientos, sino el hecho de negarse a adquirirlos”

Karl Popper

Deja un comentario